Header Ads

Llegaron las Fiestas: ¡Controle sus gastos!

Si usted es como el 70% de los estadounidenses, la época de las Fiestas, que empieza con el fin de semana de Acción de Gracias y concluye con el Año Nuevo, representa un reto económico al tratar de lograr que los ingresos alcancen para todos los gastos adicionales.

A un gran número de personas no les sobra dinero después de pagar los gastos básicos mensuales. Las dificultades con el presupuesto casero aumentan con la continua presión que ejercen las compañías que otorgan tarjetas de crédito, invitando al público a hacer sus compras a crédito.

Estas compañías gastan millones de dólares en publicidad para promociones especiales durante la época festiva para que los consumidores hagan mayor uso de sus tarjetas de crédito.

Asimismo, los fabricantes y distribuidores de automóviles, muebles, aparatos electrónicos y electrodomésticos también gastan millones de dólares para animar a los consumidores a que soliciten las nuevas tarjetas de crédito que ofrecen.

Muestre su afecto, cariño y amistad durante las fiestas de fin de año, pero evite gastar más de lo que realmente puede pagar.

Las especialistas en economía del hogar con Extensión Cooperativa de la Universidad de California recomiendan que ponga en práctica las sugerencias del Centro Nacional para la Educación Financiera (NCFE) a continuación:
  • Uno o dos meses antes de las fiestas de fin de año, prepare un plan de gastos, que incluya posibles regalos, precios y alternativas.
  • Si éste ha sido un año de dificultades económicas, tendrá que reducir la lista de regalos y gastar menos que en años anteriores.
  • Para cada persona en su lista, establezca un límite de lo que gastará en regalos y empiece a buscar ofertas.
  • Piense en regalos que no cuesten mucho. Un "cupón" o "pagaré" a una pareja joven con el cual usted se compromete a cuidar a sus niños un par de veces le ahorrará dinero a ambas familias. Una salida a lugares de interés o limpiar la casa, el jardín o lavar el auto de los abuelos son regalos muy útiles.
  • En vez de comprarlos, haga usted misma sus propios regalos. ¡A quién no le gusta una torta, pan, galletas o postres hechos en casa! También puede hacer trabajos manuales, de costura o un collage de fotografías.
  • En vez de regalar dinero, especialmente a niños pequeños, obsequie Bonos de Ahorro de Estados Unidos. Cuestan la mitad del valor por el que se pueden canjear, no se gastan de inmediato, animan al hábito del ahorro, ganan intereses y están libres de impuesto hasta su fecha de vencimiento. ¡Es un regalo que sigue creciendo!
  • Si piensa tomar un trabajo temporal durante esta época, considere buscarlo en uno de los grandes almacenes o con un gran distribuidor. Así podrá economizar con el descuento para empleados y, además, enterarse con anticipación sobre ofertas futuras.
  • Pregunte en las tiendas que venden al público cuándo tendrán ofertas en los artículos que usted desea comprar. Muchos le darán las fechas de sus ventas para que no vaya con los competidores.
  • Haga dos viajes por separado a las tiendas: uno con el sólo propósito de buscar los regalos que tiene en su lista y comparar precios y calidad; No lleve dinero en efectivo, tarjetas de crédito o su chequera. Más tarde, cuando tenga toda la información que necesita para hacer la mejor compra, regrese a la tienda y compre los regalos.
  • Por lo general, encontrará precios más bajos en tiendas que se dedican a las liquidaciones, en clubes de compradores y tiendas de descuento de mercancía de los fabricantes. También puede ahorrar si compra en cantidades grandes con familiares o amistades.
  • Pague al contado y evite usar tarjetas de crédito, pues con ellas es fácil gastar sin pensar en el costo. Quienes usan las tarjetas de crédito reportan no tener idea de la cantidad que gastaron durante las fiestas de fin de año sino hasta recibir en enero o febrero las facturas de sus compras navideñas.
  • Al pagar con cheque también se puede gastar más de lo debido, especialmente si no registra cada cheque en su chequera y no lo resta de su saldo.
  • Ahorre en tarjetas de Navidad, Año Nuevo y estampillas enviando estas tarjetas solamente a quienes no verá durante las fiestas de fin de año.
  • Para las fiestas en el trabajo u otras ocasiones donde le pidan un regalo, sugiera que en vez de intercambiar obsequios, se reúnan latas de comida para personas sin hogar o necesitadas.
  • Puede resultar costoso envolver regalos grandes. He aquí una sugerencia para economizar en la envoltura: regale una tarjeta con una fotografía del regalo grande o use papel periódico, revistas, bolsas de comestibles o cajas para regalo que se puedan usar más de una vez para envolverlos.
  • Algunas veces es una buena idea esperarse y no comprar los regalos pequeños, papel para envolver y otros accesorios al principio de la temporada. Así podrá aprovechar las ventas de liquidación y ahorrar. Si las tiendas no logran vender bastante durante la temporada, tendrán lugar las ventas de liquidación antes de que termine la época de Navidad.
  • ¿Por qué no esperar para intercambiar regalos en Año Nuevo o para el Día de Reyes? Así puede aprovechar todas las ventas después de Navidad.
  • Y, recuerde: las tarjetas de crédito sólo le animan ¡A GASTAR!

El periodista Fernando Almánzar es conductor del programa "Cuentas Claras" de Univision América y trabaja como Editor de Asignaciones y Productor Financiero de "Un Nuevo Día" de Telemundo.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.